El desequilibrio genera movimiento

Y el movimiento se demuestra andando.

Hoy tengo ganas de andar, andar... andar y no mirar atrás. Porque cuando miro atrás, los ojos críticos de los comentarios desacertados hacen que me sienta triste, frustrada, poco valorada. Y esas emociones no ayudan. Y menos cuando sé que no deberían afectarme, porque antes de registrar esos comentarios en mi disco duro, vivía sobre una ola de inspiración, creatividad y trabajo.

"Creí que eras actriz, no sabía que trabajas en una oficina" - Desacertado1

Sí, tengo trabajo, en una oficina en la que sé lo que tengo que hacer, sé hacerlo y lo hago bien. Pero también sé que no encajo. 9 horas de mi día las paso trabajando ahí por dos motivos: un sueldo y cubrir la necesidad de sentirme útil. Sí, de momento vale la pena, y me valía la pena salir de la oficina para ir a crear durante 3 horas. Me vale la pena que mis días se hagan largos, dormir poco y tener poca vida social. Pero me valía la pena. Me vale la pena. Y me da rabia dudar de lo que lucho para auto-sostenerme sólo porque un desubicado me lance un comentario desacertado.

"Me gusta la gente que crea cosas, si tú crearas algo, también me gustaría tenerlo" - Desacertadísimo2

¿Y porqué si no tengo un resultado de mi trabajo colgable de un marco se dá por supuesto que no estoy trabajando?

Y lo peor... ¿por qué sentí que mi trabajo valía menos? Porque el interlocutor sí que se gana la vida exclusivamente actuando, y su vida social es exclusivamente de dentro del sector, porque lleva años de experiencia y "sabe de lo que está hablando". Gracias. Porque el apoyo que te pisa el cuello a mí me da ganas de volar. Y vuelo. Y vuelo a buscar nuevos lenguajes dramatúrgicos, nuevas formas de expresión, porque entreno, voy a por la gente que me inspira y me empapo de ellos. Y hacer algo nuevo requiere tiempo. Estoy, y sigo en ello.

"¿Estás haciendo castings?" - AgrupacióndeDesacertadosUnidos.com

Todos los que puedo. Y mi vida creativa no gira entorno a ellos, los disfruto cuando los hago, pero no estoy obsesionada ¿por qué el mundo lo está?

Hoy he leído un artículo sabio, porque somo muchos los actores en condiciones de desequilibrio económico, social y laboral. Porque no estoy sola, porque tenemos voz y debemos compartirla. He leído que soy una actriz viviendo circunstancias contemporáneas luchando por sobrevivir con salud mental. Eso ya lo sabía yo. Pero creo que lo tiene que saber más gente, para acallar esas voces que minan el arte de muchos de mis compañeros, y para hacer que la gente que no conoce dónde estamos, intente comprendernos.

Whilst acting is still the goal, I am a much better auditionee when I feel good about myself and know that if the job doesn’t work out, I will still be okay. I am also a generally much happier and better person to be around when I’m not feeling constantly desperate and despairing. Funny that, isn’t it? (...) Take a moment to think about what bits of your ‘resting’ life make you feel sad and try to change them. Being okay when you wake up in the morning, feeling valued and worthwhile, is a great start. Find things that you enjoy and use the time when you aren’t acting to do something else that makes you happy. It won’t mean you are any less ‘driven’, but it may mean you are a lot nicer to your Mum when she phones up and innocently asks “how the showbiz career is going”.

Lee el artículo entero en Spotlight

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

© 2013 by Vaizeny

All rights reserved

  • Twitter Long Shadow
  • facebook
  • LinkedIn App Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now